Bolsonaro

Internado. Bolsonaro, aquí con su hijo Eduardo, quien lleva un arma en la cintura, dijo que asistirá a la Asamblea de ONU.

El Gobierno manifestó espanto y perplejidad por dichos del encargado de Defensa de Uruguay, José Bayardi, quien cuestionó la separación del cargo de la ex presidenta Dilma Rousseff, la elección de Bolsonaro y la permanencia de Brasil en el Mercosur.

En una carta publicada ayer por el diario El Observador y enviada a la Cancillería uruguaya, el embajador de Brasil en Uruguay, Antonio Ferreira, dijo que recibió con absoluta perplejidad las declaraciones de Bayardi por ser ellas livianas y fuera de contexto.

“Si fuera por mí de repente Brasil tendría que haber estado sacado para afuera (del Mercosur) también (al igual que Venezuela), por lo que significó la última elección (del presidente Jair Bolsonaro en 2018) y el desplazamiento de la presidenta Dilma Rousseff de su cargo en 2016”, dijo Bayardi en el programa local Quién es quién que se emite por la televisión pública.

VENEZUELA. El ministro uruguayo respondía de esa forma a una pregunta en la que se le consultaba si consideraba a Venezuela una dictadura. El jerarca, un dirigente de larga data del gobernante Frente Amplio, asumió este año la cartera de Defensa.

Antes de dar su respuesta extrajo de su bolsillo un ejemplar en miniatura de la Constitución venezolana. “Ahí (en Venezuela) hay un gobierno que está sustentado en una Constitución que es la que los venezolanos eligieron”, sostuvo Bayardi para quien el régimen de Nicolás Maduro no es una dictadura y lo que ocurre es que hay un marco institucional de mucha tensión. El entredicho que generó Bayardi le pone leña al fuego de una relación poco fluida entre el Brasil de Bolsonaro y el Uruguay de Vázquez.

El embajador brasileño no escatimó en calificativos en su queja sobre los dichos de Bayardi. Los comentarios “sobre la sociedad brasileña están cargados de fuertes prejuicios y demuestran total desconocimiento de la realidad en la que viven 210 millones de brasileños, una sociedad con gran vigor democrático”, expresó Ferreira.

Bolsonaro afirmó ayer, desde el hospital donde convalece de una operación de hernia abdominal, que retomará el trabajo hoy y confirmó que irá este mes a la Asamblea de la ONU para defender su posición sobre la selva amazónica.

Un nueva denuncia contra Lula da Silva

La Fiscalía brasileña denunció al ex presidente Lula da Silva, preso por corrupción, y a su hermano José Ferreira da Silva, conocido como Frei Chico, en un nuevo caso relacionado con el supuesto pago de sobornos por parte de la constructora Odebrecht, informaron ayer fuentes oficiales. El ex mandatario y su hermano son acusados de un delito de corrupción pasiva continuada, según consta en la denuncia, en la que también fueron incluidos el patriarca de Odebrecht, Emilio Odebrecht, y su hijo Marcelo Odebrecht.

 

Fuente: Ultima Hora.

Compartir

Comentarios