Taxis

La decisión fue consensuada. La bajada de bandera pasa de $28 a $32, mientras que la ficha cada cien metros pasa de $2, a $2,50. También pidieron control para evitar el ingreso de taxis de otras jurisdicciones.

A partir de este jueves, la tarifa de taxis y remises se incrementara un 15% la bajada de bandera, y un 12% la caída de ficha cada 100 metros. La medida fue consensuada entre los propietarios de los autos de alquiler ante los constantes aumentos de los insumos que utiliza este sector. Esta suba la primera que aplican este año en la provincia. Los referentes del servicio lograron el consenso y obtuvieron la aprobación del intendente, Raúl Jalil. 

Walter Brizuela, Mario Barrientos y Carlos Romero, en representación de quienes firmaron la nota para solicitar la nueva tarifa, explicaron que la intensión siempre fue evitar subas ante la crisis y para evitar una mayor caída de clientes, sin embargo no pudieron sostener los precios. 

“Realmente es imposible continuar con los valores actuales, por la inflación, por la cantidad de aumentos que tuvimos, tanto en repuestos como para mantener los autos. El impacto en nuestra actividad es crítica y ante la situación la semana pasada nos acercamos con la nota de pedido al intendente Raúl Jalil y el jueves nos dijeron que podíamos incrementar. La decisión fue de la mayoría, de este modo nos dirigimos al secretaria de Protección Ciudadana, Juan Zelarayan, quien dejó firme el acuerdo de elevar la tarifa desde las cero del jueves", manifestaron los representantes de esta actividad. 

La bajada de bandera pasará de $28 a $32 y la ficha cada cien metros de $2 a 2,50, lo que representa en este último caso un aumento del 12%, que "solo aplacará nuestra situación con una inflación que supera el 45%”, explicaron. Recordaron que la suba es la primera del año, y que la última fue en diciembre, cuando la tarifa paso de $24 a $28 y la ficha de $1,80 a $2.
Desde el jueves un viaje de 30 cuadras cuyo valor es de $90 hasta hoy, pasará a costar $99,50.
 
Pedido

Por otra parte, los referentes del sector dieron a conocer que presentaron una nota de pedido de control a la directora de Tránsito, Eugenia Varela, para que realicen controles y así evitar que remises y taxis de otros departamento trabajen en la Capital. 

"Tenemos inconvenientes con los trabajadores de Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú, que efectúen viajes desde Capital. Hubo algunos enfrentamientos entre compañeros taxistas y queremos evitar esta situación. Pedimos controles porque nos están quitando la fuente de trabajo. Comprendemos a los compañeros de Valle Viejo, pero no pueden venir a llevar pasajeros y retirar personas de los hoteles. Ellos se deben limitar a su jurisdicción", reprocharon. Contaron que los fines de semana es peor la circulación, ya que "invaden" la zona norte de la Capital. 

Incremento de taxis y remis

La bajada de bandera pasa de $28 a $32, corresponde a un aumento poco más del 15%. 
  
La caída de la ficha cada cien metros, pasa de $2, a $2,50 corresponde a una suba que no supera el 12%.
El viaje promedio dentro del centro ronda entre 10 y 20 cuadras y 30 cuadras cuando los pasajeros viven fuera de las avenidas. El gasto oscilaba entre $75 y $90. Ahora aumentará aproximadamente $10. 

Fuente: El Ancasti.

Compartir

Comentarios