cocaina

Efectivos de Gendarmería lograron incautar la droga que iba camuflada entre tomates y berenjenas en un camión de gran porte. El operativo tuvo lugar en el peaje de Fernández.

Efectivos de la Agrupación Santiago del Estero de Gendarmería Nacional logró detectar y secuestrar más de 400 kilogramos de cocaína que era trasladada en el acoplado de un camión de gran porte.

El operativo tuvo lugar en el peaje de Fernández, en el departamento Robles. Allí, arribó un camión oriundo de la provincia de Salta.

En su carga, el conductor llevaba tomates y berenjenas al Mercado Central de Buenos Aires. Sin embargo, una requisa durante la cual se utilizó el olfato agudo de un perro antinarcóticos, permitió descubrir los estupefacientes ocultos en un compartimiento.

De esta forma, Daniel Bejas, juez subrogante del Guillermo Molinari, permitió una investigación más profunda.

Así fue que loe gendarmes encontraron entre los cajones de verduras, los primeros ladrillos de cocaína.

Al instante el camionero quedó detenido. Después de casi tres horas de labor, los gendarmes pesaron la cocaína y establecieron que totalizaba 408 kilos, que representan aproximadamente $170.000.000.

El camión y el detenido fueron llevados a la base de Gendarmería. En principio, los cargos serían “tranporte de estupefacientes con fines de comercialización”. Allegados al operativo deslizaron que el de anteayer no es el primer viaje que realizaba el mismo camionero y que la venta de verduras era totalmente lícita.

El vehículo tiene capacidad de carga de 30.000 kilos, es decir 30 toneladas. Por ende, los 408 kilos de cocaína no modificaban o comprometían la carga y la cocaína no llamaba la atención, perfectamente camuflada.

Fuente: Diario Panorama.

Compartir

Comentarios