Gerry Rice

El país espera el desembolso de U$S 5.400 millones.

Así lo aseguró este jueves el vocero Gerry Rice, en conferencia de prensa. A su vez, ratificó el apoyo del organismo al país.

El Fondo Monetario Internacional confirmó hoy en Washington que el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, viajará "a fin de mes" a la capital norteamericana para reunirse con las autoridades del FMI. Anticipó además que tanto la quinta revisión del programa stand-by como el envío de los 5.400 millones de dólares correspondientes a ese examen serán parte de las conversaciones.

"Puedo confirmar que el ministro Lacunza y su equipo visitarán Washington en los últimos días de septiembre para continuar con las discusiones sobre el programa", dijo el vocero principal del Fondo, Gerry Rice, durante una conferencia de prensa en la sede del organismo multilateral. "No tengo el detalle de la agenda, pero imagino que se reunirá con Alejandro Werner, director de nuestro departamento del Hemisferio Occidental y su equipo", añadió.

El presidente Mauricio Macri coincidirá unos días antes en Nueva York con el número dos del Fondo, David Lipton, con motivo de la Asamblea General de la ONU. Pero no hay prevista una reunión entre ellos. "No está programada", señaló Rice sin descartarla.

Rice fue consultado también sobre si el FMI había infringido alguna regla propia en el caso del crédito que le otorgó a la Argentina ni en el seguimiento del programa. La respuesta fue contundente: "Puedo decir que definitivamente ese no es el caso. El objetivo del Fondo ha sido ayudar a las autoridades a estabilizar una situación desafiante y permitir el regreso de la confianza". 

"Todos reconocemos las complejas condiciones de los mercados y las incertidumbres en las políticas", dijo el vocero en otro tramo.

 Puedo confirmar que el ministro Lacunza y su equipo visitarán Washington en los últimos días de septiembre para continuar con las discusiones sobre el programa
La quinta revisión del programa con la Argentina quedó entre signos de interrogación desde que la derrota oficialista en las PASO alteró todos los planes y provocó, como primera medida, la salida de Nicolás Dujovne del gabinete de Macri, hasta entonces principal interlocutor de los técnicos del FMI.

La misión del Fondo que debía hacer ese examen primero postergó su visita al país y luego, cuando finalmente viajó, le cambió el carácter. El objetivo ya no fue analizar la evolución de los números de la economía para luego, una vez aprobada por el board, decidir un nuevo desembolso, sino interiorizarse de los planes del nuevo ministro de Hacienda y reunirse con Alberto Fernández y su equipo.

Compartir

Comentarios