El colectivo Actrices Argentinas hizo pública una denuncia por acoso sexual y maltrato laboral

Anahí de la Fuente denunció por acoso y maltrato laboral a Diego Pimentel.

El colectivo de mujeres dio a conocer una denuncia de una maquilladora de 28 años contra el exfuncionario.

El colectivo Actrices Argentinas hizo pública una denuncia por acoso sexual y maltrato laboral contra el exdirector del Centro Cultural San Martín, Diego Pimentel. La misma fue realizada por Anahí de la Fuente, una maquilladora de 28 años que perdió el trabajo tras el hecho.

Si bien no fue nombrado en la conferencia de prensa, el nombre de Pimentel trascendió entre los medios. Tiene una causa en la Justicia "e irá a juicio oral", precisaron las convocantes.

"Acompañamos en este acto la denuncia penal de Anahí de la Fuente, quien sufrió acoso y maltrato dentro del Centro Cultural San Martín por un directivo que, a su vez, es responsable de una cátedra dentro de la UNA, Universidad Nacional de las Artes", precisó la actriz Jazmín Stuart.

Ante el pedido de difundir el nombre, se limitaron a señalar que el mismo "fue anunciado en otros medios y la idea es no darle protagonismo", al tiempo que remarcaron que "la denuncia está en la Justicia y va a ir a juicio oral y público".

La propia De la Fuente, en declaraciones a la prensa remarcó que el denunciado "se propasó de muchas maneras" y cuando ella lo denunció la echaron. "Cuando denuncié esto me echaron. Yo mandé telegrama al Centro Cultural San Martín, al gobierno y al Ministerio de Cultura y no tuve respuesta", precisó la víctima.

Asimismo, De la Fuente afirmó que la denuncia es "por acoso sexual, hostigamiento, intimidación y maltrato laboral" y añadió que todos los hechos se produjeron dentro del Centro Cultural y uno de ellos ocurrió "fuera del Centro Cultural San Martín, pero en el contexto de un festival propiciado por el mismo Centro Cultural, pero dentro del mismo edificio".

"Me quedé sin trabajo, sigo sin trabajo. Esta persona renunció pero a mí lo que me interesa es pedir por mi trabajo. No tuve ninguna respuesta. Hay más denunciantes y en este caso hay testigos que sufrieron lo mismo. Y más personas que no se acercaron porque no se animaron a hacer denuncias", contó la exempleada.

La denuncia de De la Fuente fue realizada en julio pasado y quedó asentada en la Fiscalía número 16 especializada en violencia de género, a cargo de Claudia Barcia.

"Convocamos hoy para dar un mensaje urgente a la sociedad, a los medios y a los espacios políticos. Acompañamos en este acto la denuncia penal de Anahí De La Fuente que sufrió acoso y maltrato dentro del Centro Cultural San Martín por un directivo que a su vez es responsable de una cátedra de la UNA", comenzaron las denunciantes en la conferencia de prensa.

Asimismo, prosiguieron: "Repudiamos por completo el hecho de que un sujeto que ejerce este tipo de violencias ocupe cargos jerárquicos en espacios que reúnen la cultura, la educación y el Estado".

Flechner criticó el hecho de que haya "jefes que creen ser dueños de sus empleados manoséandolos, haciéndoles comentarios sobre su aspecto físico y vestimenta, insinuándolos, persiguiéndolos y castigándolos al menor asomo de rechazo con gritos o trabajos fuera del horario pautado".

"Tratándolos de incapaces rebajándolos por su género a realizar tareas no correspondientes y humillándolos públicamente en caso de no cumplir con sus reglas, machistas y autoestablecidas. Estas personas, además, generan climas persecutorios y atropello laboral en las áreas que lideran, propiciando el silencio y el temor de quienes atestiguan estos actos abusivos. Cuando la víctima decide hablar la amenazan de manera encubierta o directa. Cuando la víctima decide denunciar la dejan sin trabajo", agregó.

Por su parte, Sánchez señaló: "La persona acosada, además de soportar el trauma de haber sido arrasada por el decaro de su superior, queda desplazada de sus fuentes de ingresos y espacio de pertenencia. Mientras el agresor conserva su puesto, protegido por la impunidad de quienes le otorgan sus privilegios".

Por último, Fardín tomó la palabra y exigió en nombre de todas "la reincorporación de manera urgente de las trabajadores del Centro Cultural San Martín que fueron removidas de su puesto por animarse a denunciar".

"Queremos concursos transparentes que además de tener en cuenta la capacidad de oficio de los concursantes evalúen su criterio respecto a la perspectiva de género. Estamos juntes, no nos callamos más", precisó la joven actriz que a fines del año pasado denunció al actor Juan Darthés por presunto abuso sexual en Nicaragua durante una gira del programa "Patito Feo" durante 2008.

Fuente: Ámbito.com

Compartir

Comentarios