Bono

los comercios, pymes, sanatorios y clínicas locales no podrán pagar este bono.

Los comercios y pymes locales, y la Feclise anticiparon que no pagarán el bono a empleados.

La corrida cambiaria post Paso y el consecuente crecimiento de la inflación, motivó que los gremios de la CGT plantearan al Gobierno nacional la reapertura de paritarias o el pago de un bono. Y la Nación acordó en principio con los sindicalistas, un bono de $5.000 aunque luego reconoció que podía ser un porcentaje del salario.

La disposición generó el rechazo de la UIA y de la Came que aglutina a las pequeñas y medianas empresas, que señalaron que la medida era imposible de cumplir, sobre todo para las pymes.

El mismo escenario es el que plantean los comercios y pymes de Santiago, como también los sanatorios y clínicas locales. Representantes de estos sectores adelantaron que no podrán pagar este bono.

“Estamos en una crisis terminal, es una emergencia comercial que se debería decretar en todo el país, a raíz del cierre de comercios e industrias; en las calles se pueden ver negocios vacíos y los que están abiertos, están subsistiendo, sin poder financiarse por las altas tasas, con un consumo totalmente deprimido y haciendo frente a las obligaciones urgentes. Y que nos quieran imponer un bono de $ 5.000 en este contexto, es inviable para el pequeño comerciante y las pequeñas industrias”, sostuvo Alejandra Rafael, presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de Santiago del Estero (CCISE).

Incluso, dijo que no se podría otorgar el pago de un porcentaje del salario. “Creo que desde hace 14 meses que estamos con caída de consumo, y no hay ayuda al sector comercial e industrial del Gobierno nacional para que podamos subsistir. Solamente el pago en 120 cuotas a la AFIP, pero no hay moratoria ni quita en los 163 impuestos que hay en el país. No plasman una medida que pueda llevar alivio, para poder hacer frente a impuestos, alquileres, sueldos”, reflejó la dirigente de la Ccise, quien además señaló que el sector sufre las consecuencias de la falta de control al comercio informal “porque hoy resulta inviable mantenerse en el comercio legal”.

Emergencia alimentaria

Consideró que una “emergencia comercial”, debería contemplar una quita de impuestos y de importes patronales, “para que la gente pueda tomar más gente a menor costo, sería una medida para paliar la situación”.

“Se habla mucho de la emergencia alimentaria, pero tenemos elementos estadísticos para avalar una medida así (la emergencia comercial), porque nunca en la historia se dio una situación de cierres como la que venimos sufriendo”, argumentó Rafael.

Feclise

Las confederación que nuclea a las federaciones de clínicas y sanatorios de todo el país, analizaban el acuerdo que había alcanzado el Gobierno nacional con los gremios, sobre el pago de un bono. Santiago del Estero, a través de la Feclise estuvo presente en este encuentro.

“Y la conclusión es la siguiente: es algo justo para los trabajadores por la inflación de este año, pero es imposible de pagar para nuestro sector por la falta de actualización de los aranceles de las obras sociales”, señalaron altas fuentes de la Feclise a EL LIBERAL.

“Inviable”, “imposible”, los términos utilizados por los comerciantes y los dueños de clínicas y sanatorios son categóricos como para avizorar el pago de esta suma extra a sus trabajadores. 

Fuente: El Liberal.

Compartir

Comentarios