El símbolo de la selección argentina dejó sus sensaciones tras el enorme triufo ante Francia.

Scola tuvo una gran actuación ante Francia. (Reuter)

Luis Scola, ala-pívot y emblema del seleccionado argentino de básquetbol, de 39 años, dio un pequeño indicio sobre su futuro profesional tras derrotar a Francia y acceder a la final del Mundial.

El seleccionado argentino masculino de básquetbol consiguió el pase a la final del Mundial de China 2019 tras derrotar a Francia por 80-66, en Beijing, con una magnífica actuación del eterno Luis Scola. El equipo de Sergio Hernández jugará la final luego de 17 años contra España.

 

“Realmente es una muy buena victoria, aseguramos la medalla. Esto es difícil de superar, pero todavía tenemos chances. Uno puede pronosticar cosas y después pueden pasar o no. Lo dije mucho antes: este equipo tiene cosas de esa Generación Dorada. Algunos me miraron con cara rara porque exageraba”, declaró Luifa, autor de 28 puntos y 13 rebotes y dos asistencias en los 34 minutos que estuvo en cancha.

Sobre el partido del próximo domingo, a las 9, y su futuro profesional, el capitán del combinado albiceleste sentenció: “El domingo juego, eso es lo único que puedo prometer. El lunes no sé qué pasará”.

Con la medalla dorada de Atenas 2004 y la de bronce lograda en Beijing 2008 colgadas en el pecho, Scola deberá decidir si le pone el punto final a su carrera o si busca un club para encarar un año más y así llegar con 40 a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Compartir

Comentarios