La modelo y conductora venezolana se caracteriza por su buena onda, pero al parecer el fútbol saca lo peor de ella y su televisión sufrió las consecuencias.


 
La noche de Catherine Fulop fue al mismo ritmo que la de su selección. Porque Venezuela empezó dormida, reaccionó cuando estaba dos goles abajo, se enojó, creyó en el milagro y luego se decepcionó por el contundente 4-1.

Durante las dos horas del partido ante Argentina, la bella modelo y conductora fue viviendo las distintas situaciones del juego en su cuenta de Twitter hasta que sobre el final apareció una imagen de su televisión con el control remoto incrustado en la pantalla.

Compartir

Comentarios