Los gastos variables y los consumos hormigas pueden alterar las finanzas del hogar. (Shutterstock).

Alquiler, expensas, auto, comida, impuestos, cuota del colegio, colectivo, boleta de luz, cuotas de la tarjeta…y la lista sigue. Los argentinos se levantan cada día y se enfrentan a una economía con inflación de doble dígitohace casi una década y, por ahora, no afloja. "Los 100 pesos ya no alcanzan", "No puedo ahorrar" y la pregunta "¿En qué se me fue la plata?" son frases que se repiten cada vez más.

En este contexto, seguir de cerca las finanzas personales a corto y mediano plazo es clave para poder organizarse cada mes, distinguir entre los gastos fijos y variables, y reconocer aquellos consumos pequeños y casi imperceptibles que pueden dañar el ahorro, como los gastos hormiga. Y la tecnología se volvió un gran aliado.

Con aplicacaciones gratuitas o pagas, se puede controlar el presupuesto diario, mensual y anual desde un smartphone entre las más de 200 veces que una persona revisa un celular en promedio en un día. Sí, son ocho veces por hora entre ver y responder mails, leer noticias y entrar en las redes sociales.

La administración diaria de los ingresos y gastos es la obsesión de los argentinos. My Budget Book lidera la lista en el país, según datos de las aplicaciones financieras pagas más bajadas desde Google Play Store. Con pago único de US$ 3,19, la herramienta hace un seguimiento de los gastos periódicos para poder planear a largo plazo, y con un gráfico resume el presupuesto para conocer el dinero disponible en el día a día.

A continuación, una lista con cinco apps para tener en cuenta:

1. Mis finanzas: es la aplicación financiera gratuita con más descargas para Android en la Argentina. Permite agregar los gastos y los ingresos de forma rápida. Por ejemplo, si hay un gasto mensual (como el pago de la cuenta telefónica) basta con introducirlo una vez y el sistema ya lo automatiza para el resto de los períodos.

El primer paso es configurar la aplicación en la moneda local (pesos argentinos) y luego se empiezan a agregar transacciones como ingresos o gastos. Hay gastos del hogar y también de la tarjeta de crédito (cuotas), y se dividen en categorías como comida, entretenimiento, casa y automóvil, entre otros, pero se pueden inventar categorías propias. ¿Qué le falta? Elegir si el gasto fue en efectivo o con tarjeta de crédito o débito. 

2. iSpending: dentro de las gratuitas, es la más descargada por los usuarios de iOS en el país. Además de establecer un presupuesto por mes o trimestre, también permite establecer metas de ahorro. Al final de un período, la app muestra un gráfico de tortas con los ingresos versus los egresos, y si quedó un resto de ahorro.

Como con el resto de las aplicaciones, primero hay que hacer los ajustes necesarios para configurar los gastos y los ingresos de una forma personal. Y claro está, mantenerse fiel a subir día a día los movimientos en esta suerte de planilla virtual, para no perder el seguimiento.

3. Monefy: esta aplicación paga es una de las más visuales a la hora de seguir bien de cerca cuánto y en qué se está gastando. Un gráfico de tortas organizado por colores según la categoría permite ver rápidamente cuál fue el mayor gasto diario. Esto es clave para controlar el consumo hormiga, esos pequeños gastos diarios en cigarrillos, taxis o en snacks que ponen en jaque al presupuesto.

Salario, depósitos, ahorro y comidas fuera de casa son algunas de las categorías que se pueden registrar y ver la evolución de cada una por día, semana, mes y en el año. Un botón verde con el signo positivo agrega los ingresos y uno rojo con el signo negativo, los egresos.  La aplicación tiene la opción de agregar una contraseña para proteger los datos que se cargan.

4. Expense Manager (Markus Hintersteiner): para los que le gusta el minimalismo, ésta es una de las mejores opciones. Tanto las versiones gratuita como paga son sencillas en el uso, y a diferencia de Monefy, permite acceder a un performance diario durante una semana para ver qué día se gastó menos (en verde) y qué días más (en rojo). 

El ingreso y egreso de dinero en la billetera se hace evidente en dos columnas, y enseguida las categorías se ordenan en un ranking de mayor a menor, para ver cuál tieneun mayor peso. Los gráficos estadísticos son lo mejor. La mayor contra: no cuenta con una calculadora incorporada.

5. Expensify: es el elegido por los que viajan mucho por trabajo, y ya cuenta con 2,5 millones de descargas. Se puede probar gratis durante 30 días y luego es paga. Como la app Lemon, permite agregar gastos bajo la categoría de viajes y taxis, y agrega un valor para aquellos que deben rendir cuentas de gastos ante sus empresas: se puede sacar una foto con la cámara de un celular para digitalizar tickets o recibos.

Por ahora, está disponible sólo en inglés, lo que hace más complicada la lectura de los tickets si están en español. La característica a favor es que posee una cobertura de distintos dispositivos, porque se puede instalar para Android, iOS, Windows Phone y BlackBerry.

Fuente:infobae.com

E.C

 

 

Compartir

Comentarios