Hoy asumirá en el gobierno Theresa May, la mujer que será la encargada de dirigir el Brexit

El sistema democrática británico tiene sus reglas. Y sus ceremonias. Que no son un simple acto sobrio en que un funcionario y otro dice, jura, se compromete. No. Lo que pasa en Reino Unido es casi un espectáculo. Y hoy habrá uno.

Antes de abandonar Downing Street, David Cameron deberá responder a sus últimas preguntas como primer ministro en una ceremonia que contará con la participación del líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, que debería despedirlo como se merece, tal cual el propio Cameron lo hizo en 2007 con Tony Blair.

De acuerdo a una nota publicada por el diario The Independent, Corbyn debería encabezar una especie de tributo a Cameron, pero los que saben entienden que no será fácil que ocurra. El enfrentamiento entre ellos es fuerte y se notaba ya dos meses atrás, cuando el referéndum era sólo parte de un futuro nebuloso.

Sin embargo, los partidarios del Partido Conservador sí que lo aplaudirán.

Cuando hable, se espera que Cameron no lo haga por mucho tiempo. Es que el primer ministro se va en una circunstancia para nada noble: renuncia tras el referéndum por el Brexit , que determinó que el Reino Unido debe separarse de la Unión Europea, algo que él no apoyó.

La Reina y Theresa May

Luego llegará el momento del protocolo monárquico: deberá ir en el vehículo oficial hacia el Palacio de Buckingham. Allí le ofrecerá su renuncia a la reina Isabel y se irá del lugar en un automóvil común. Entonces, llegará al lugar Theresa May , la ministra del Interior que hoy pedirá permiso a la monarca para asumir al frente y formar el gobierno británico, la segunda mujer en hacerlo tras la polémica Margaret Thatcher .

Todo esto ocurrirá a puertas cerradas.

Después, May tomará la posición en la oficina y dirá algunas palabras a la nación desde la escalera de Downing Street, en un contexto histórico para Europa y el mundo entero: el país está dividido y ella no tiene el apoyo del pueblo, en tanto no llegó al poder por elecciones sino ante la renuncia de Cameron.

Tras las palabras, que serán entendidas como el primer paso de su gobierno, Theresa May se dará vuelta y atravesará la puerta del número 10 para dar comienzo a la nueva era del Reino Unido , esa en la que el país deberá romper con el bloque europeo y volver a caminar solo.

G.I

Compartir

Comentarios