La prueba es gratuita y confidencial y los resultados se entregan en 15 minutos. Cuáles son los centros donde se realiza y qué se necesita para llevarlo a cabo.

En la Ciudad de Buenos Aires, el 30% de los nuevos diagnósticos de VIH se producen en personas que presentan síntomas de enfermedad. Este dato es más que preocupante para las autoridades sanitarias, ya que este grupo perdió la oportunidad para comenzar el tratamiento de manera precoz. Para los especialistas, la manera de evitarlo es promoviendo el diagnóstico temprano: éste favorece mejores condiciones de cuidado, como también el inicio adecuado de la toma de la medicación.

Dentro de este marco, el Gobierno porteño continúa con su campaña "Test rápido de VIH por los barrios", que se realiza un viernes de cada mes de manera gratuita y confidencial en distintos puntos de la Ciudad. Los resultados están en solo 15 minutos.

Otro de los objetivos es mostrar esta herramienta a la sociedad y dar a conocer los centros de testeo que funcionan todo el año. El trabajo lo realizan los equipos técnicos de esos espacios, lo que garantiza las derivaciones a los servicios de Laboratorio e Infectología que sean necesarias en cada hospital de referencia.

Esta semana, el test se realizará en Plaza Congreso: la Coordinación de Salud Sexual, Sida e ITS del Ministerio de Salud estará allí de 9 a 15 con la Unidad Sanitaria Móvil. En esta oportunidad, el operativo se llevará a cabo junto a los equipos de salud del Hospital Ramos Mejía y las ONG Rock&Vida y Cruz Roja Argentina.

Cómo es el test

Esta técnica simple no requiere de equipamiento complejo y, justamente por eso, constituye una herramienta clave para el acceso oportuno al diagnóstico en el primer nivel de atención. La sangre se extrae de la yema de un dedo -similar a la muestra para medir la glucosa- y se coloca en un tira reactiva que arroja el resultado en quince minutos.

La Ciudad de Buenos Aires es pionera en la implementación del test rápido en el primer nivel de atención; la misma se lleva a cabo en el marco de un proceso de capacitación y control de calidad que se constituyó en un modelo de trabajo intersectorial y multidisciplinario. En base al trabajo conjunto de bioquímicos, equipos de los centros de testeo y del nivel de gestión central, se estandarizaron las herramientas para asegurar el diagnóstico con un alto nivel de calidad.

 El test es gratuito, confidencial, voluntario, simple y rápido. No se requiere sacar turno, ser mayor de edad ni estar en ayunas.
Hasta el momento existen veintitrés centros que lo realizan en toda la Ciudad de Buenos Aires. En estos espacios la actividad preventiva se complementa con la distribución de preservativos y material gráfico informativo.

Compartir

Comentarios